La importancia de una buena imagen corporativa

Saturday, March 7, 2020

La imagen corporativa, o reputación, describe la manera cómo una empresa, sus actividades y sus productos o servicios son percibidos por los usuarios. En una clima empresarial competitivo, muchas empresas trabajan activamente para crear y comunicar una imagen positiva a sus clientes, accionistas, comunidad financiera y público en general. Una empresa que dirige mal o ignora su imagen es propensa a enfrentar una serie de problemas.

Algunas de las señales de peligro con las que las empresas pueden tener problemas incluyen una alta tasa de rotación de empleados, la desaparición de clientes, una baja en el valor de sus acciones y una pobre relación con vendedores y agentes de gobierno. Si no se aborda un problema de imagen corporativa, una empresa puede enfrentarse a un alza en sus gastos como empresa, incluyendo los costos de desarrollo de productos, soporte de ventas, salarios de empleados, etcétera. Asimismo, ya que la mayoría de consumidores basan sus decisiones de compra, parcialmente, en su confianza, es probable que las ventas presentes y futuras también sufran.

En las empresas de todos los tamaños, es vital que los gerentes reconozcan la importancia de crear y mantener una imagen fuerte y que también concienticen a sus empleados de ella. La imagen corporativa empieza dentro de las oficinas de una empresa. Se recomienda que los empresarios y gerentes tomen los siguientes pasos para mejorar las imágenes de sus empresa: concentración en la reputación a largo plazo, acciones basadas en políticas substanciales, insistencia en ser honestos al momento de hacer negocios y apoyo al derecho de los accionistas de estar al tanto de los negocios. Una una imagen corporativa toma años en construirse y solo en unos momentos puedes destruirla.

Importancia de la imagen corporativa

Durante los últimos años, muchos factores han contribuido a la creciente importancia de la imagen corporativa. Uno de estos es la aceleración de los ciclos de vida de los productos en el ambiente empresarial turbulento o la globalización que sigue siendo un catalizador en el alza de los programas de imagen corporativa que buscan formas de hacer conocer su reputación a mercados distantes. Otro factor relacionado es que, mientras las empresas expanden sus operaciones internacionalmente, o incluso nacionalmente, a través de adquisiciones, existe el peligro que sus sucursales, dispersas geográficamente, proyecten imágenes diferentes o contrarias que perjudican la sinergia entre ellas.

Beneficios de una buena imagen corporativa

  • Los clientes siempre recordarán un servicio extraordinario. De igual forma, nunca olvidarán y perdonarán un servicio mediocre. Los clientes invierten su dinero en productos y servicios que pueden avalar. Si tu empresa es conocida por sus buenas prácticas, tienes mayor posibilidad de atraer más clientes. La mejor parte es de esto es que no tienes que pasar un tiempo considerable para convencerlos. Tus clientes previos serán tus portavoces. No tienes que invertir mucho en la contratación de agencias de publicidad. Además, es un hecho que los clientes prefieren contratar servicios de empresas que ya han establecido sus nombres es el mercado.
  • No olvides que tu reputación es tu identidad. Articula la cultura de tu empresa. Es difícil ser creíble cuando nadie te cree, al igual como es difícil probar ser íntegro cuando tus clientes hablan negativamente acerca de los servicios de tu empresa. Enfócate a mostrarte íntegro y creíble y deja que tus clientes se encarguen de recomendarte.
  • Las empresas más respetables no hubiesen alcanzado el éxito si no hubiesen protegido su reputación. Cabe mencionar que lograr una buena reputación no solo se trata de evitar escándalos y controversias. Es más que satisfacer las expectativas de los clientes. Para lograr una buena imagen, se necesita excelencia y perfección continua. Estas dos características brindan seguridad al de cliente, ya que estarán seguros que conseguirán buenos resultados una vez que usen los productos o servicios de una empresa con buena reputación.
  • Una buena reputación es como un imán. No solo atrae clientes, sino también llama a atención de inversionistas interesados y potenciales socios. ¿A quién le gustaría invertir en una empresa conocida por sus problemas de administración y de mano de obra?  Establecer una buena imagen genera muchas posibilidades de crecimiento y expansión empresarial.
  • En un mercado bastante competitivo, los consumidores siempre buscarán alternativas.
    Sin embargo, una reputación bien establecida aminora los riesgos de cambiar a otro proveedor de servicios. Los clientes seguirán confiando en tus productos, incluso si es más costoso. Y eso es porque saben que la empresa puede, fácilmente, satisfacer sus necesidades y demandas.

Siempre se dice que la primera impresión es la que cuenta, así que brinda una impresión memorable junto con nosotros. Podemos asesorarte en el proceso del desarrollo de tu imagen corporativa. Puedes revisar nuestros ¡No olvides contactarnos!