3 formas fáciles de saber si te roban wifi

Saturday, May 2, 2020

1. El robo de WiFi deja huella

Como dice el título, hay muchos factores que pueden generar dudas sobre el robo de WiFi. En términos generales, hay dos pistas muy simples:

Primera, conexión lenta más lenta de lo conexión normal. Si sabe con certeza los terminales que tiene en casa y que están conectados a la misma red, y baja velocidad habitual, es probable que alguien esté utilizando su señal. Para mayor certeza, se recomienda realizar pruebas.

La segunda es más obvia porque se encuentra visiblemente en el router y está estrechamente relacionada con la primera forma de saber si roban wifi. Si deshabilitamos el acceso WiFi para todos los dispositivos en el hogar, como tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras, y la luz indicadora correspondiente a la WLAN (el icono del wifi) del enrutador aún está encendida, es casi seguro que la señal también se ha transferido a otros terminales, hay otros terminales conectados a la red.

2. Sabemos que nos roban señal, ¿qué hacemos a continuación?

En la primera parte, le decimos que el uso de nuestra red ha dejado su propia marca. Independientemente de si son usuarios experimentados, en la mayoría de los casos, no solo podemos saber que se está robando WiFi, sino también quién o qué dispositivo es. Cada terminal tiene una dirección IP, marca, una identificación o logotipo. Ahora, a través de varias herramientas sencillas, le daremos una breve lista, para saber si roban wifi o averiguar si alguien ha entrado en nuestra red.

El auge de los dispositivos portátiles ha llevado a la aparición de herramientas diseñadas para Android, como Fing o Net Scan, que también han obtenido grandes ventajas, y en el caso de Fing, también son compatibles con otros sistemas operativos (como iOS). Además, tenemos otra opción más precisa "Quién está en mi Wifi", que proporciona información detallada, como el tiempo que los usuarios a quienes no tenemos acceso permanecen conectados a la red. Sin embargo, esto último puede requerir la creación de archivos de configuración.

Por ejemplo, en el caso de Fing, cada dispositivo muestra datos específicos, como su IP, MAC y el nombre asignado del dispositivo intruso. Esto puede proporcionar algunas pistas sobre quién está visitando.

Al ver este tipo de lista, inevitablemente queremos saber ¿cómo accede un tercero a nuestro WiFi? La respuesta es muy simple y se puede encontrar en varios programas (como WiFi Hacks que permiten el acceso no autorizado a la conexión), o mediante otras herramientas (como antenas y amplificadores remotos comúnmente utilizados por usuarios experimentados). E identificaron todos los canales que podrían alcanzar un radio bastante amplio de decenas de kilómetros.

3. Último paso: blindar nuestras redes

Antes de decirle también que el robo de WiFi se está volviendo cada vez más complicado, a veces se necesitan medidas más fuertes para detenerlo a tiempo. Sin embargo, en muchos casos, las medidas simples son las más efectivas. Si sospecha que alguien está utilizando su conexión, le recomendamos que realice los siguientes pasos:

  • Cambiar la contraseña del router de manera regular
  • Cambia el nombre de tu conexión wifi
  • No divulgue la contraseña o derechos de acceso.
  • Cuando deje de conectarse a Internet, apague el enrutador

Con estos ·3 sencillos paso podras tener una conexión mucho más segura.